lunes, 21 de enero de 2013

POLLO ASADO CON PATATAS A LAS FINAS HIERBAS

Empezamos la semana con un clásico que después de tanto tiempo no podía faltar en el blog: el pollo asado. Me he propuesto éste año poner mas recetas básicas, clásicas, de las de todos los días.... Muchas veces lo pienso y al final no las publico porque me parece que no tienen mucho interés pero luego me doy cuenta (por los contadores de visitas, jeje...) de que sí que tienen éxito y mucha gente las visita.
El pollo es muy agradecido y a nada que le pongas, sale rico. Os dejo la receta de como lo hago yo sino cada semana, por lo menos cada 10 días... nos encanta! Os dejo también la guarnición que le suelo poner; unas patatas con un toque muy rico de hierbas. Vamos allá!


 INGREDIENTES:

6 cuartos traseros de pollo
2 pastillas de caldo concentrado de pollo
Un buen chorro de ajopere
150 ml de vino blanco
Pimienta negra recién molida

Guarnición:
2-3 patatas
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
Sal
Mantequilla casera a las finas hierbas


PREPARACIÓN:

Mezclamos en un vaso las pastillas de caldo concentrado bien desmenuzadas, un buen chorro de ajopere, unas vueltas de pimienta negra y dos o tres cucharadas de vino blanco. Nos quedará una especie de pasta espesa. Levantamos la piel del pollo (se puede hacer metiendo los dedos entre la carne y la piel y presionando un poco o bien con algún objeto de punta roma como el mango de una cuchara) y embadurnamos bien todo el interior; yo me ayudo con un pincel de silicona. Hacemos lo mismo con todas las piezas. Una vez listas las colocamos en una fuente para horno y pintamos toda la parte exterior de la piel con el resto de aliño. Regamos con el vino blanco y horneamos a 200º a altura media hasta que el pollo esté hecho y dorado. Podemos ir regándolo de vez en cuando mientras se hornea con la misma salsa que va soltando.
Para preparar las patatas a las finas hierbas las pelamos y las cortamos en cubos o en gajos. Las ponemos en una olla junto con el laurel y el diente de ajo y las cubrimos de agua. Una vez empiece a hervir, salamos y cocemos hasta que estén tiernas. Una vez listas, las escurrimos bien. Cortamos la mantequilla casera a las finas hierbas en trocitos y los colocamos encima de las patatas; con el mismo calor se derretirá. Mezclamos bien y servimos como guarnición del pollo.

19 comentarios:

  1. Te ha quedado con una pinta estupenda. Yo ahora también hago foto a todo porque me parece que las cosas sencillas también tienen su sitio en los blogs.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado con una pinta estupenda. Yo ahora también hago foto a todo porque me parece que las cosas sencillas también tienen su sitio en los blogs.
    besos

    ResponderEliminar
  3. El pollo te ha quedado perfecto y el acompañamiento le va que ni pintado.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. di que sí, un clásico que no nos puede faltar en casa! me encanta, hay algo mejor??

    ResponderEliminar
  5. Uma refeição deliciosa com excelente aspecto !
    Bj

    ResponderEliminar
  6. Ummmmm que pintada tiene el pollo, se le ha quedado una piel la mar de crujiente fijo! Me quedo con tu receta de hacer pollo, poq como dices las recetas de toda la vida siempre triunfan!

    ResponderEliminar
  7. La pinta es muy apetecible.
    ;)

    ResponderEliminar
  8. Que pintaza la de este pollo iiii y estaria super rico las fotos hablan por si solas, una receta que me guardo porque nos va a encantar.....besitos

    ResponderEliminar
  9. Que rico queda el pollo asado al horno y con esas patatas de lujo. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  10. Esse frango esta divino mesmo ao meu gosto.
    Gostei das batatas,perfeitas.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  11. Se me hace la boca agua mirando este plato, una auténtica delicia. Me apunto la idea de las patatas, seguro que están buenísimas.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  12. Tiene que estar delicioso. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  13. es que estos platos son los que comemos cada día, y aunque parezca que una gran tarta impresiona más, estos grandes clásicos nos gustan a todos

    ResponderEliminar
  14. Creo que comería pollo al horno cada día no sabes lo que me llega a gustar y con esa guarnición no veas!. Tengo que hacer esta mantequilla hace mucho mucho que no la como. Bss

    ResponderEliminar
  15. Me he fijado que no le has echado nada de sal al pollo... me imagino que será por las pastillas de caldo desmenuzadas, que ya dan un buen toque de sal, suficiente... Voy a meter el pollo al horno.... luego os cuento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guillermo, como bien dices, las pastillas de caldo le dan el punto de sal suficiente al menos para nuestro gusto. En casa no tomamos sal en exceso así que no le pongo nada pero todo es cuestión de probar, si te gusta mas salado la próxima vez le pones un poquito. Espero que os guste.... ya me cuentas que tal, ok?

      Eliminar
    2. Dos meses y pico después, vamos a hacer este esquisito pollo al horno.... La última vez que lo hice, estuvo tan tan rico que se me olvidó comentarlo.... Voy a probar con pasta de guarnición.... me hará recordar el pollo que hacía mi madre.... mmmmmm Bon apetit!;)

      Eliminar
    3. Jejejej, Aunque, por supuesto, he repetido la receta varias veces desde mi último comentario, hoy para cenar la hacemos de nuevo!! Qué curioso, casi justo un año después de hacer esta receta por primera vez!! Seguro que sale igual de bien o mejor!

      Eliminar
    4. Justo acabo de llegar de hacer la compra Guillermo y entre otras cosas he comprado contramuslos para hacer ésta receta hoy por la noche y así dejarla lista para la comida de mañana.... casualidades de la vida!!! Me alegra que la sigas haciendo y disfrutes de ella tu también!

      Eliminar