sábado, 2 de marzo de 2013

GALLETAS SALADAS DE QUESO

Dicen que del amor al odio hay un paso.... del odio al amor también y a mi me ha pasado con ésta receta! La  primera vez que hice éstas galletas saladas casi acaban en la basura: el sabor no era gran cosa y la textura no me hacía mucha gracia. Se las dí a probar a mi catador oficial que me dijo que "no estaban del todo mal" así que una vez frías las metí en un tupper. Esto fue por la mañana. Por la noche mientras hacía la cena, me entró el "gusanillo" y me comí una....luego otra, otras dos..... qué buenaaaaaaas! Tonta de mi; al igual que en las recetas dulces, las masas con mantequilla mejoran con el paso de las horas incluso al día siguiente es cuando mas se disfruta de su sabor. Así que si las haceís, prohibido probarlas recién sacadas el horno; toca esperar, jajajaja.....


Os recomiendo usar un queso con bastante sabor para la receta; que se note! Yo, usé queso de
oveja semicurado de Vega Sotuélamos... que cosa mas rica! En casa somos muy "queseros" y nos ha encantado. Estos días he probado ese y el añejo, que es una maravilla también. Os iré contando.... De momento; os dejo con la receta:


INGREDIENTES:

100 g de queso de oveja semicurado Vega Sotuélamos
75 g de mantequilla
100 g de harina
1 diente de ajo
Unas vueltas de pimienta
1/2 cucharadita de sal (un poco menos si nuestro queso es ya salado)
Opcional: semillas de amapola para decorar

Sugerencia: A mi catador oficial le gusta tomarlas con un chorrito de miel por encima; lo he probado y estan de lujo! Si las hacéis, lo teneís que probar!


PREPARACIÓN:

Rallamos el queso y lo mezclamos con la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente. Le añadimos el ajo (también rallado), la pimienta y la sal. Agregamos la harina y mezclamos todo bien hasta obtener una masa arenosa. La volcamos sobre la encimera y amasamos con las manos hasta tener una mezcla homogenea. Una vez lista, extendemos la masa con un rodillo de cocina (mejor sobre papel de horno para evitar que se pegue) y la cortamos a nuestro gusto. Podemos hacerlo con un vaso, un cortapastas de la forma que nos guste... En ésta ocasión  yo hice bollitas con las manos que luego fuí aplastando. Si queremos podemos decorarlas con unas semillas de amapola que además le darán un toque crujiente a la galleta.
Las horneamos a 180º con el horno precalentado durante unos 15 minutos o hasta que estén ligeramente doradas. Dejamos enfriar sobre una rejilla. Os recomiendo dejarlas reposar unas cuantas horas o incluso de un día para otro; estarán mas ricas y se podrá apreciar todo su sabor!

17 comentarios:

  1. Para saber si están buenas al día siguiente, tendré que esconderlas, porque mi casa está llena de "ratones" empezando por mí que pruebo y repruebo y requetepruebo.... Y saladas ni te digo!! Bss

    ResponderEliminar
  2. Estas galletitas tengo ganas de probarlas! Tienen que ser un pique de los buenos si señor!

    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Suerte que no terminaran en la basura. En mi casa, si lleva queso, termina en el estómago y no sé si llegaré a esperar las horas necesarias para que el sabor se realce.
    Un besito desde Las Palmas y buen din de semana.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué ricas Lore!, se me hace la boca agua pensando en ellas,¡me las apunto!...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Nunca fiz bolachas salgadas mas estas ficaram com muito bom aspecto e com sabor a queijo agradam-me,.
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Que ricas Lore, es verdad que muchas comidas y no solo de masas ,están mas buenas reposadas, que bonita te queda la presentación y lo de catador oficial te lo he copiado, me hace tanta gracia que cuando tengo que hablar de mi marido es lo que se me ocurre, por que el pobre es lo que es, mi catador,jeje...besitos

    ResponderEliminar
  7. Tienen una pinta buenísima! vamos, que me están entrando ganas de hacerlas! un besote

    ResponderEliminar
  8. ay Lore, que ricas tienen que estar! tengo muchas ganas de hacerlas saladas, te han quedado suuper chulas que fotazas haces. Un besin

    ResponderEliminar
  9. Se ven riquísimas........a mi me gusta el queso de todas las maneras, frío caliente.......pero basta que digas que mejor reposaditas para que obedezca.
    buen finde

    ResponderEliminar
  10. Que ricas, me las apuntó con tu permiso. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Se ven estupendas, y si llevan queso ya es para morir!!!, me encantan me tomo una con tu permiso.

    ResponderEliminar
  12. Las galletas saladas me encantan he subido varias y estas tuyas están divinas, muy ricas.Besitos.

    ResponderEliminar
  13. ESPECTACULARES TUS GALLETAS SALADAS!!!
    Buen domingo :)

    ResponderEliminar
  14. Ummmm babeando me tienes con lo que nos gusta el queso en casa no puedo dejar de hacerlas..ahhh y no se podremos esperar tanto para probarlas ,tendre que esconderlas para que no las huelan jis..jis.
    Te han quedado preciosisimaas con las semillas de amapola.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  15. Menuda pinta tienen Lore..y en ese tamaño..para no dejar de picar! un besote

    ResponderEliminar
  16. Hola Lore! Que ricas estas galletas...en mi casa somos ratoncitos comiendo queso...así que esta receta seguro que nos encanta...nos va a costar no probarlas recién horneadas...sobre todo a mis catadores oficiales del reino jajaj (que son 3 y de los buenos).
    Me parece que tu catador también lo es, así que conservalo y dale mucho trabajo...jajaj. También me parece que la idea que ha tenido de rociarlas con un hilo de miel es genial así que también me la llevo.
    Las haré cuando esté sola! Para que no cunda el pánico al primer bocado!!
    Salu2 preciosa las fotos de 10.
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  17. Lore es que me han encantado.Soy una apasionada del queso.Las encuentro ideales para un aperitivo.las imagino con una cervecetita.
    Son fantásticas!
    Apuntada!!

    ResponderEliminar